El trabajo de los taxónomos

La Taxonomía es la ciencia de la clasificación, es una subdisciplina de la Biología Sistemática, la que estudia las relaciones de parentesco de los seres vivos y su historia evolutiva. Si bien hay varias definiciones y escuelas taxonómicas, podemos decir que un taxónomo se encarga de identificar, clasificar y agrupar a los seres vivos. Su trabajo es crucial para la comprensión de la biología en general, fundamental en términos de diversidad y conservación.

No se puede proteger lo que no se conoce y lo que se conoce es gracias a la labor de los taxónomos.

Historia, Linneo y la nomenclatura binomial

La taxonomía nace cuando las personas empezaron a llamar a los organismos similares con el mismo nombre, lo que llamamos hoy el “nombre vulgar”. La disciplina nace en Europa, a mediados de la edad Media, cuando los naturistas se dieron cuenta que los nombres vulgares necesitaba un sistema universal y más estricto para nombrar a las especies.

Carl von Linné

Carl von Linné

En el siglo XVIII la taxonomía recibió un aporte muy importante de Carlos Linneo, un naturalista sueco, que tenía la ambición de nombrar a todos los organismos conocidos y agruparlos según sus características compartidas, y normalizar su denominación. Propuso un esquema jerárquico de clasificación comenzando por los Reinos, Clases, Órdenes, Familias, y donde las especies, muy similares morfológicamente, se agrupaban dentro de un mismo Género.

De allí surge la actual nomenclatura binomial para determinar el nombre propio de las especies, mediante la cual el nombre científico asignado está formado por la combinación de dos palabras (género + especie). Para que te des cuenta de la importancia de esta nomenclatura veremos el siguiente ejemplo. Las plantas llamada vulgarmente geranio en España o malvón en Argentina, son la misma especie, cuyo nombre científico es Pelargonium hortorum. Esto quiere decir que el malvón y el geranio pertenecen al género “Pelargonium” y que el nombre “hortorum” define a la especie particular. El nombre científico identifica a cada especie como si tuviera un nombre y un apellido.

Ahora bien, te preguntarás ¿cómo se crean o inventan los nombres científicos?, pues curiosamente, en algunos casos, es que la persona que describe por primera vez una especie (su “autor”) la que tiene el privilegio de darle nombre. Por ejemplo, el nombre de la bacteria Escherichia coli es por Theodor Escherich. En otros casos también se debe a un tributo que hace el descubridor como es el caso del parásito Gnathia marleyi, como tributo a Bob Marley.

La taxonomía es una disciplina dinámicaportada

Hoy en día la forma de entender la clasificación de los organismos ha cambiado y se proponen otros sistemas de clasificación que se van modificando a medida que se avanza en el conocimiento de la diversidad biológica. Es incompleto clasificar a los organismos teniendo en cuenta solo sus características morfológicas. Nuevos métodos de análisis, como los estudios de biología molecular, aportan a la reorganización y reclasificación de los organismos. Este proceso es dinámico y de constante trabajo. Se piensa que el número de especies descritas en el planeta es de aproximadamente 1,9 millones, con 16000 a 18000 nuevas especies descritas por año, en su mayoría de las zonas tropicales.

El conocimiento de la Fauna europea

Se piensa que Europa es una de las zonas más conocidas del mundo en términos de biodiversidad. Es más, la liberación de la base de datos de Fauna Europaea en 2004 fue un hito para la taxonomía europea, derivada de los esfuerzos de más de 450 taxónomos, coordinado por la Universidad de Amsterdam, la Universidad de Copenhague y el Museo Nacional de Historia Natural en París. Por primera vez, se creó una lista de verificación completa como base de referencia para todas las especies válidas de los animales multicelulares terrestres y de agua dulce de Europa.

Sin embargo, un trabajo publicado en la revista PLOS ONE plantea que la taxonomía es una ciencia en crisis, por falta de mano de obra y financiación, un problema actual reconocido políticamente como el “impedimento taxonómico”. Utilizando la base de datos de la Fauna Europaea y la Zoological Record, los autores muestran que, en Europa, se han descripto nuevas especies de animales multicelulares terrestres y de agua dulce a un ritmo sin precedentes. Desde 1950, más de 770 nuevas especies son descritas en promedio por año, que se suman a las 125.000 especies multicelulares terrestres y de agua dulce ya conocido en esta región.

El trabajo de los taxónomos amateurs

Lo notable de la publicación antes mencionada es que muestran que más del 60% de estas nuevas especies fueron descritas por los taxónomos amateurs. Los autores definen a los taxónomos amateur a aquellas personas no profesionales de la taxonomía, quienes ejercen de forma voluntaria; los aficionados en el sentido amplio, que lo hacen durante su tiempo libre, por placer y no obtienen réditos económicos. Al contrario de los taxónomos profesionales, que si obtienen pagas por esa actividad, y suelen tener una posición profesional en algún centro de investigaciones, por ejemplo.

Para concluir, los investigadores subrayan la necesidad y la importancia de desarrollar un sistema que mejore los apoyos de esta mano de obra formidable de lo taxónomos amaterurs, ya que tratan de superar el “impedimento taxonómico” y acelerar el proceso de descripción de la biodiversidad del planeta antes de que sea demasiado tarde. Es una oportunidad para fortalecer esta disciplina y aunar los esfuerzos, desde el lugar que nos toque.

Referencias Bibliográficas:

-Fontaine B, van Achterberg K, Alonso-Zarazaga MA, Araujo R, Asche M, et al. (2012) New Species in the Old World: Europe as a Frontier in Biodiversity Exploration, a Test Bed for 21st Century Taxonomy. PLoS ONE 7(5): e36881. doi:10.1371/journal.pone.0036881

Fuente de las Imágenes:

Educational clipart

 

por Emma O’Brien

Bióloga comprometida con la educación y divulgación de las Ciencias.
@emma_obrien_e


Si te ha gustado el artículo te pedimos que nos ayudes a difundirlo. Compartir el conocimiento, hace al cambio. Puedes hacerlo mediante la botonera que está debajo. Gracias!

4 Comentarios

  • Responder
    Arturo López Velandia
    5 abril, 2013

    ¿Existe algún procedimiento específico sobre cómo realizar estudios taxonómicos, para el caso de insectos?
    Me encuentro en Colombia, en una zona de páramo.
    Gracias

    • Responder
      6 abril, 2013

      Hola Arturo,
      Gracias por ponerte en contacto con nosotros. Como decimos en el texto de arriba, la Taxonomía es muy compleja y está en constante cambio, incluso hay distintas posiciones sobre la clasificación de los seres vivos. El caso concreto de la taxonomía de artrópodos no es una excepción, incluso se puede pensar que es más compleja porque este grupo representa alrededor del 80% de los animales conocidos hasta el día de hoy.
      Nosotros no somos expertos en la temática pero si te podemos decir que existe un procedimiento específico para identificar a los insectos, debido a sus características particulares, su modo de recolección y preservación. Hay claves de identificación de Artrópodos muy generales en varios sitios de Internet, pero se requiere de cierta experiencia en anatomía de insectos.
      ¿Puedes acercarte a alguna institución donde puedas entrevistarte con algún entomólogo y te oriente?. Quizás él pueda colaborar contigo.
      Esperamos haberte orientado y gracias por contactar. Te hemos enviado un correo al mail de contacto con más información.

    • Responder
      juan diego
      26 mayo, 2015

      si, ten mucho cuidadooo!!!

  • Responder
    maria del carmen
    25 mayo, 2016

    no esta tan mal esta bien para mi trabajo de investigacion

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies