Dedicada a la restauración de arrecifes en el caribe colombiano

Los arrecifes coralinos no sólo son lugares de una belleza natural sin precedentes y de gran atractivo turístico; constituyen uno de los ecosistemas más importantes y apreciados del mundo. Hábitat de miles de especies de peces, invertebrados y microorganismos, entre otros seres vivos, en ocasiones han sido llamados las “selvas submarinas” debido a su enorme biodiversidad. Llamativamente, ocupan un pequeño porcentaje del área marina: se encuentran únicamente en el Caribe, Océano Indico y Pacífico Tropical, restringidos a zonas de aguas claras y temperatura media mayor a los 20ºC. Son tan sorprendentes que no pasaron inadvertidos ni siquiera para Charles Darwin, quién les dedicó una importante sección en su manuscrito sobre geología publicado en el año 1842.

Arrecifes del Mar Rojo. Créditos: Adam Short SXC

Como todos los ecosistemas, proveen bienes y servicios ecológicos, económicos y sociales, como alimentos, sustancias químicas importantes para industria farmacéutica, materiales para joyería, entre otros. También brindan protección de la línea costera, proveen ambientes propicios para el desarrollo de otros ecosistemas, generación de playas de arena blanca, mantenimiento de hábitats, entre muchos otros factores.

Ecosistemas en peligro

A pesar de su innegable importancia, los arrecifes están sufriendo una preocupante degradación a nivel mundial, siendo el mar Caribe una de las zonas más afectadas. Su degradación se da por factores antropogénicos como la sobrepesca, pesca con dinamita, el buceo recreativo mal practicado, la contaminación marina, entre otros; así como también por causas naturales como el cambio climático, acidificación de los océanos, sedimentación, etc; aunque dentro de este último grupo, el factor humano ha tenido una influencia por demás de demostrada.

Cuando los arrecifes coralinos son degradados pierden sus características biológicas y ecológicas originales y en muchos casos sin perspectivas de recuperación. Debido a ello se ha hecho necesario promover medidas de conservación que incluyan su restauración ecológica, ya que usualmente los ecosistemas no se recuperan del estrés sin ayuda externa. La restauración ecológica es una actividad que pretende iniciar o acelerar la recuperación de un ecosistema.

Restauración de arrecifes coralinos

Dra. Valeria Pizarro Novoa

Desde hace algunos años se investiga a nivel mundial la viabilidad de la restauración de estos ecosistemas, y si bien todavía no existe un protocolo con eficiencia probada, hay distintos intentos metodológicos favorables de restauración. Aún sin la certeza de un futuro para estos ecosistemas, hay diversos esfuerzos científicos para contribuir a su recuperación, en los cuales están involucradas personas apasionadas y dedicadas profundamente a su quehacer. Es así que conocimos a la Doctora Valeria Pizarro Novoa de Colombia, quién ha estudiado a los corales y arrecifes coralinos por más de una década y trabaja actualmente en proyectos de restauración.

Valeria es Bióloga, egresada de la Universidad de los Andes con magíster en Biología y un doctorado en Biología de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido. Es actualmente investigadora de Colciencias del SNCTI (Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación) de Colombia y se desempeña como profesora en la Universidad Jorge Tadeo Lozano (web). Luego de su trabajo de tesis, regresó a Colombia y se abocó a la restauración de arrecifes.

Ha trabajado en diversas áreas de la biología, hasta finalmente llegar a las ciencias marinas. “Empecé a bucear, me dí cuenta que me encantaba bucear y fue el momento en el que dije: necesito especializarme en algo que tenga que ver con el mar”, comenta Valeria. Diversas razones la llevaron luego a contactar a una reconocida investigadora de arrecifes coralinos, y comenzar así sus estudios con corales. Y, si bien el tema de restauración llegó más tarde en su carrera, es algo que estaba latente: “Siempre el concepto de restauración me llamó mucho la atención. No sabía mucho”, aclara.

Localización del Parque Nacional Natural Tayrona en Colombia

Todo comenzó luego de su doctorado, “Mi tesis de doctorado no tuvo nada que ver con eso; fue sobre conectividad de arrecifes (…) Cuando llegué a Colombia, empecé a buscar dónde había talleres, cursos, y qué se estaba haciendo alrededor del mundo, y fue como que se juntaron todas las circunstancias…”. Junto a un grupo de personas con intereses comunes empezaron a diseñar un proyecto de restauración en el Parque Nacional Natural Tayrona, situado en Santa Marta, en la costa caribe de Colombia (Mapa). Así pudieron poner en marcha el proyecto en el cual han participado voluntarios nacionales e internacionales.

Se trata de una iniciativa pionera en Colombia, y llevan trabajando en él desde hace más de tres años. Ha sido posible gracias al apoyo de varias instituciones, entre ellas, el Centro de Buceo Calipso, la Fundación Calipso y la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Como enfatiza en su diálogo, el centro de buceo ha sido fundamental para el desarrollo de las tareas “sin el centro de buceo no hubiéramos logrado nada (…) Los costos de un proyecto de restauración está en las salidas a campo (…) Uno trabaja en arrecifes coralinos y necesita bucear, todos piensan que es un paseo, pero hay que pagar la lancha, el equipo de buceo, el aire del tanque y si tu vas sumando, los costos se van incrementando…”.

El “boom” de la restauración y la importancia de los conocimientos científicos

“Cuando un ecosistema está muy deteriorado, el ecosistema no se puede recuperar. Entonces, ahí se hace necesario empezar hacer la intervención, empezar a pensar en proyectos de restauración”. Comenta que actualmente hay una especie de “boom” en referencia al tema, siendo muchas las personas y entidades interesadas en hacer restauración coralina. Y si bien le parece muy bien este hecho, menciona la importancia de una adecuada preparación y dedicación: “…Uno necesita información, estudiar muchísimo, conocer sobre la ecología y la biología de los arrecifes…”.

Tiempos muy largos para la restauración

Los proyectos de restauración son muy largos y requieren de mucho trabajo y esfuerzo conjunto”, aclara Valeria. Comenta que a nivel mundial no existen demasiados antecedentes de restauración coralina, siendo los más importantes los del Mar Rojo, que llevan 13 años en vigencia. “Ellos son los que van liderando el tema de restauración. En Colombia, el proyecto que más lleva, lleva tres años, pero todavía no se puede hablar de restauración”. Cabría preguntarse el por qué de su enfática aclaración. Para responder a esto, hay que considerar en qué consiste el proceso de restauración, cómo se realiza y cuales son sus pasos.

Guarderías de Corales

Una de las formas mas comunes de restauración consiste en trasplantar directamente los corales (colonias enteras, fragmentos grandes y pequeños) a los sitios degradados, y aunque estas técnicas son sencillas, el coral generalmente muere por que sufre estrés debido al cambio de temperatura, falta de mantenimiento, o porque los fragmentos son muy pequeños. Para contrarrestar este problema se emplea el método de las “guarderías de coral”, donde se da una menor tasa de mortalidad que para la trasplantación directa, ya que el coral está en constante mantenimiento y monitoreo. El proyecto desarrollado en el Parque Nacional Tayrona y en el cual ha trabajado la Dra. Pizarro se basa en el concepto de “guarderías de coral”.

Este método consta de dos grandes fases: en la primera se da el crecimiento de los corales, donde se permite que crezcan lo suficiente y en un entorno propicio. Luego, en una segunda fase, los corales son trasladados al arrecife degradado. El proceso es muy largo; ya que por ejemplo, los fragmentos permanecen en las guarderías de 2 a 3 años como mínimo.

Un importante componente social

La desaparición de los arrecifes de coral es un problema para la sociedad, por lo que es fundamental que la misma se involucre y conozca acerca de estos ecosistemas. Valeria nos comenta que siempre se trabaja codo a codo con las comunidades, de ahí que los proyectos de restauración de arrecifes son mucho más amplios. Se intenta que las comunidades conozcan los ecosistemas, tomen conciencia del problema y sean parte del proyecto. Se trabaja desde diferentes aspectos pero, en general, implican un proceso de concienciación con los habitantes de estas playas, principalmente con los pescadores y los buzos recreativos. “La idea es involucrar a la comunidad para además, educar. Dentro de lo que hay que hacer es involucrar a la comunidad y que la comunidad también se vaya educando poco a poco dentro de procesos tan largos como la restauración”.

Importancia de la divulgación a la comunidad

Al estar situadas en el Parque Nacional se podría pensar que las guarderías están resguardadas. Sin embargo, es muy importante dar a conocer y explicar en qué consisten los trabajos de restauración y cómo se realizan. “Uno tienen que hablar con ellos (habitantes de las comunidades N. d. E.) para informales que es lo que uno está haciendo. Porque ellos piensan que cuando uno está trabajando mucho en el agua (…) estás sacando oro (…) Entonces hay que explicarles que no hay nada de valor. Que no nos hacemos ricos con eso”.

“Cada 4 años se hace un Simposio mundial de arrecifes coralinos (N.d.E. ICRS, por sus siglas en inglés). El del 2008 se hizo en EEUU, y el tema principal era el tema de la divulgación, principalmente a las comunidades”. Valeria resalta que en dicho Simposio, la comunidad científica realizó una autocrítica en ese sentido, es decir, reflexionando que probablemente se había fallado en divulgar información acerca de estos maravillosos ecosistemas y su importancia para las comunidades y para otros seres vivos. En el año 2012, el Simposio Internacional tuvo lugar en Australia. Allí, en una acción sin precedentes, 2.600 investigadores marinos de todo el mundo hicieron pública la Declaración de Consenso sobre Cambio Climático y Arrecifes de Corales (ver). Un consenso pensado para contribuir a la preservación de estos maravillosos ecosistemas para el beneficio de las generaciones actuales y futuras.

Agradecemos profundamente a la Dra. Valeria Pizarro por su cálido diálogo y por su dedicación a al estudio y la conservación de estos maravillosos ecosistemas.

 Si quieres visitar de forma virtual algunos de los arrecifes de coral del mundo sigue este enlace. Te llevara a una nueva aplicación Google Stream View Océanos. Disfrútala. 

4 Comentarios

  • Responder
    8 septiembre, 2013

    Buenos días, me parece muy loable el trabajo de la señorita Valeria, pero a pesar de que soy ecologista no lo veo eficaz. Para que lo entendáis; imaginaros que alguien tala las grandes secuoyas de más de 100 m de altura en California y un grupo de conservacionistas deciden repoblarlo ¡imposible! ¿por qué? pues porque para que esos árboles alcancen ese porte precisan de más de 3.000 años y en ese periodo de tiempo otros taladores o pirómanos lo destruirán miles de veces. En fin, una guerra perdida, así como esfuerzos y mucho dinero. Pues algo parecido les pasa hasta que se forme una colonia adulta de corales. Por lo que pienso que es mejor aunar esfuerzos en preservar los corales que quedan.

    • Responder
      8 septiembre, 2013

      Hola Rubén, estamos de acuerdo contigo en algunos puntos, sin embargo, pensamos que no es una guerra perdida. Queda mucho por hacer: preservar como prioridad y restaurar, si el daño ya está hecho. Admiramos el trabajo de Valeria y nos pareció bueno trasmitirlo. Gracias por tu comentario.

      • Responder
        8 septiembre, 2013

        Creo que no me han entendido o yo no he sabido expresarme. yo admiro a las personas como Valeria, que se involucran en restaurar o al menos intentarlo, pero el tiempo dirá si yo estoy o no equivocado. como ustedes saben las emisiones que contienen moléculas de azufre hacen que el agua se acidifique año tras año y una de las especies más sensibles a ello son los moluscos y las colonias de corales ¿cómo piensan restaurarlo (el ph)?

  • Responder
    Valeria
    12 septiembre, 2013

    Estimado Ruben, estoy de acuerdo contigo. Hay problemáticas mundiales, como la acidificación (que es realmente causado por la entrada de CO2 al medio acuático y que produce disminución del pH – resulta en acidificación) que van a complicar la existencia de algunas especies de coral, pero no de todas. Los principios que manejamos para la restauración ecológica, especialmente para arrecifes coralinos, es que esto es una ayuda para la conservación de los arrecifes y mediante la cría de corales podemos identificar genotipos que sean más resistentes y resilientes a cambios ambientales. Esto es una estrategia que debe combinarse con muchas otras, comenzando con cambios en los métodos de consumo que tenemos actualmente hasta la implementación eficaz de las políticas de conservación que tenga cada país. La realidad nos está demostrando que debemos implementar la mayor cantidad de estrategias posibles y esto es un granito de arena. Intentamos trabajar con especies de coral que tengan un crecimiento un poco mayor, el cual se ve incrementado en las guarderías por la disminución en la competencia entre otras cosas, y que sean formadoras de arrecife. Este tipo de proyecto son un reto y entiendo que hayan personas escépticas sobre la aplicación de este tipo de métodos. Igual, gracias por tu comentario!

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR