¿Qué hacen los ecólogos?

Los cambios constantes que se producen en la biosfera, es decir, en la capa del planeta donde se desarrolla la vida, son el resultado de las interacciones que existen entre los distintos factores del ambiente y los seres vivos que habitan en él. El análisis de todas estas interacciones es el trabajo de los ecólogos.

GlacierNPS

Créditos: National Park Service, Alaska Region. Flickr

Se trata de científicos cuya ciencia objeto de estudio es la ecología. Y, si bien siempre se asocia la ecología con cuestiones ambientales, el campo de estudio de esta ciencia es mucho más amplio y diverso que lo que nos pueden plantear los slogans publicitarios.

La Ecología

La palabra “ecología” proviene de los vocablos griegos oikos que significa “casa” y logos que significa “estudio”, por lo que constituye el “estudio de la casa”. El término fue acuñado por el zoólogo alemán Ernst Haeckel en 1866.

La ecología intenta comprender las interacciones de los organismos con su entorno y la forma en que éstas se reflejan en las adaptaciones morfológicas y fisiológicas, así como en la abundancia, la distribución y la diversidad de los organismos en la naturaleza.

Por ello un ecólogo no es un ecologista; es un científico que describe, analiza, mide y trata de explicar estas interacciones. Por el contrario, un ecologista es un activista que parte de una ideología y pretende organizar el mundo de acuerdo a ella.

Un poco de historia

Naturalis historia Plinio wikimedia commons

Naturalis Historia Plinio. Fuente: Wikimedia Commons.

Desde los albores de la humanidad, los seres humanos han acumulado conocimientos empíricos sobre los ambientes donde viven y las relaciones que establecen con los organismos con los que conviven. Probablemente el primer tratado con un alto contenido ecológico es la Historia de los animales de Aristóteles (384-322 a.C), donde el filósofo escribió sobre la distribución de los organismos en el mundo conocido hasta entonces por los griegos. En la Roma Antigua, Plinio el Viejo (23-79, a.C ) también hizo una contribución importante, al escribir su Historia Natural considerada como la primera enciclopedia de Ciencias Naturales.

Desde el siglo XVIII surgió en Europa un grupo de personas interesadas en el estudio de la naturaleza, conocidas por esta razón como “naturalistas“. Generalmente contaban con estudios universitarios en diversas disciplinas y muchos ellos contribuyeron a establecer los cimientos de la ecología moderna.

A pesar de los diversos avances, durante siglos prevaleció la ‘creencia en un origen divino’ del mundo y de sus criaturas tal y como las conocemos actualmente. En busca de respuestas, los naturalistas llegaron a la conclusión de que los seres vivos no siempre habían tenido la apariencia actual, sino que cambiaron con el tiempo, dando lugar a especies diferentes. Estas reflexiones culminaron en la genial obra: El origen de las especies, publicada en 1859 por Charles Darwin. Las ideas de Darwin revolucionaron por completo la concepción de la naturaleza que se tenía hasta entonces. Por primera vez se pensó en la naturaleza como una entidad cambiante, lo cual fue fundamental para el surgimiento de la ecología hacia finales del siglo XIX y principios del XX.

Pero… ¿Qué estudian en particular los ecólogos?

La vida se encuentra organizada en diferentes niveles de complejidad, desde las moléculas orgánicas que constituyen a los seres vivos (como los lípidos, proteínas), hasta la biosfera en su conjunto. Los ecólogos estudian los niveles de mayor complejidad de la vida: los individuos (cada ser vivo aislado), las poblaciones (el conjunto de individuos de la misma especie), las comunidades (el conjunto de poblaciones de diferentes especies), los ecosistemas (conjunto total de comunidades vivas) y la biósfera.

» Dentro del nivel de individuos, los ecólogos se ocupan de estudiar las interacciones de los individuos con el ambiente, las cuales determinan las adaptaciones morfológicas, fisiológicas y conductuales de las diferentes especies. También se ocupan del funcionamiento de los individuos en relación con su medio ambiente sin vida (abiótico) o del comportamiento de los animales en su ambiente natural (etología).

» Dentro del nivel de las poblaciones, los ecólogos estudian la interacción entre el ambiente y las poblaciones que determinan su distribución y abundancia. Particularmente, pueden ocuparse de los cambios numéricos de las poblaciones a través del análisis de las tasas de natalidad, mortalidad y migración (demografía).

» En referencia a las comunidades, estos científicos se ocupan de estudiar la estructura, la composición y el funcionamiento de las comunidades ecológicas en relación con su medio ambiente.

» Y por último, en relación a los ecosistemas y la biósfera, se ocupan de estudiar los flujos de materia y energía que se dan entre los organismos y los componentes abióticos en los diferentes ambientes.

Alaskanps

Ecólogo recogiendo datos de temperatura del suelo y humedad. Créditos: National Park Service, Alaska Region. Flickr

La ecología se encuentra íntimamente vinculada con otras disciplinas biológicas como la fisiología o la biología evolutiva y también no biológicas, como la geografía, la geología la meteorología, la química y la física.

Por otra parte, la ecología está ligada a disciplinas ajenas a las ciencias naturales, como la sociología y la economía, pues al ofrecer criterios y métodos de uso y conservación de los recursos biológicos, ayuda a administrar la base de recursos naturales en la que se encuentra sustentada toda sociedad.

Los ecólogos utilizan el método científico

Los ecólogos construyen su disciplina a través de la formulación de preguntas que pueden responderse de diversas formas. Con el fin de investigar las relaciones entre los organismos y su ambiente, los ecólogos tienen que llevar a cabo estudios experimentales en el campo o en el laboratorio. Todos estos estudios tienen una cosa en común: implican la recolección de datos para comprobar las hipótesis formuladas, es decir, la ejecución de los pasos del método científico.

Para recopilar datos, un ecólogo puede hacer un estudio de campo o puede elegir hacer un experimento de campo. Por último, el científico podría elegir también realizar experimentos de laboratorio donde las condiciones ambientales son más controladas.

Los ecólogos usan el conocimiento derivado de la observación y la experimentación para construir modelos, los cuales son representaciones abstractas y simplificadas de los sistemas reales y utilizan el conocimiento obtenido a partir de datos para predecir lo que ocurrirá en algún otro momento y lugar. Los modelos pueden ser matemáticos o descriptivos, como es el caso de la teoría de la evolución por selección natural.

La ecología provee el fundamento teórico científico de las técnicas de conservación de la biosfera o de sus ecosistemas particulares. Cuanto mejor es la descripción de un ecosistema y más se conozca sobre su dinámica, más eficaz es la técnica de manejo y conservación que se puede utilizar en ese ecosistema.

La biosfera aún no se conoce en todos sus aspectos, ni todas las relaciones que existen entre sus componentes físicos y sus seres vivos son absolutamente claras. ¡Todavía queda mucho trabajo que hacer para los ecólogos! Para conservar la biosfera es necesario conocerla y cuanto más personas conozcan la biosfera más segura será su conservación.

Bibliografía consultada:

– Ecología y medio ambiente en el siglo XXI. Julia Carabias Ed.Pearson.
– Ecología. Robert Leo Smith Thomas M. Smith. 4ta edición Ed. Pearson Addison Wesley
– Ecología. Eugene P. Odum 1972 Nueva Editorial Interamericana
– La biosfera y sus ecosistemas. Una introducción a la ecología. Juan Pablo Lewis. Ecosur 1995.

Si te ha gustado el artículo, te pedimos que nos ayudes a difundirlo. Compartir el conocimiento, hace al cambio. Puedes hacerlo mediante la botonera que está debajo. Gracias!

No hay Comentarios

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies