¿Un antes y un después?

El pasado 22 de febrero la NASA anunció uno de sus más grandes descubrimientos en los últimos años, la existencia de un sistema planetario muy similar al nuestro. Está compuesto por siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan alrededor de una estrella enana ultrafría conocida como TRAPPIST-1 (por las siglas en inglés de Telescopio Pequeño para Planetas en Tránsito y Planetesimales, ubicado en Chile, con el que se descubrieron los primeros planetas del sistema), y se encuentra ubicado a unos 40 años luz de la Tierra.

Planetas

Fuente: NASA.

Debido a la cantidad de similitudes con el Sistema Solar y por sus condiciones, existen probabilidades de que el nuevo Sistema TRAPPIST-1 sea capaz de albergar vida. El pequeño tamaño de su estrella y su temperatura hace que los planetas sean templados y por lo tanto podrían tener agua líquida y quizás vida en su superficie.
Cabe destacar que es muy importante prestar especial atención a la estrella alrededor de la que orbitan estos planetas porque se sabe que este tipo de estrellas son muy activas en sus primeros años, presentando explosiones de radiación, y podría tardar alrededor de mil millones de años que estas explosiones cesen.

Luego de haber escuchado esta noticia en todos los medios, te debes estar preguntando si en verdad puede llegar a existir vida en estos planetas, y es porque resulta raro, y hasta egocéntrico en algún punto, creer que los seres humanos somos la única forma de vida existente en un universo tan inmenso. Pero la realidad es que todavía no hay respuestas para este tipo de interrogantes y probablemente se tarde mucho tiempo en llegar a conclusiones un poco más claras y firmes acerca de esto.

El próximo paso para los científicos es el análisis de los datos acerca de estos nuevos planetas y el lanzamiento, en 2018, del telescopio espacial James Webb, el cual se utilizará para la investigación de los gases de la atmósfera de dichos planetas.

Si bien el panorama es muy alentador, todavía queda mucho camino por recorrer en cuanto a investigaciones, lo cual podría llevar muchos años de dedicado esfuerzo de cada integrante del equipo de investigación a cargo. Aun así, en el caso de que se comprobara la existencia de vida, es muy probable que esta fuera del tipo primitiva por lo que el desarrollo de la vida en esos planetas llevaría millones de años, tal y como ocurrió el proceso en la Tierra.

Ninguno de los habitantes actuales del planeta Tierra vamos a ser capaces de habitar en el nuevo sistema hallado, pero ésta es sin duda una puerta a un mundo de posibilidades y esperanzas para las generaciones futuras de la humanidad.

No te pierdas el siguiente video de la NASA donde diferentes científicos nos cuentan acerca del descubrimiento. Si bien tiene subtítulos en inglés (incluidos) para verlos en castellano se pueden activar los subtítulos de youtube y su opción de traducirlos al castellano.

Fuentes consultadas:

web www.nasa.gov

web www.lanasa.net

por Florencia Larraburu

Estudiante de Ingeniería Industrial. Argentina.
@FloorLarraburu

No hay Comentarios

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies