Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches

Fuente de inspiración de leyendas, el Irupé es una sorprendente planta acuática que además de florecer por las noches es capaz de producir calor durante el proceso de floración.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Cuenta la leyenda Guaraní – grupo de pueblos originarios sudamericanos – que una bella doncella se enamoró de la luna e impulsada por la fuerza de su pasión, se fue en busca de su amor. Subió a los árboles y trepó montañas, pero no pudo lograr su meta. Luego de intentos frustrados por alcanzarla, una noche, al mirar el fondo de un lago, la vio reflejada en la profundidad tan cerca suyo que creyó poder tocarla con las manos. Fue así que se arrojó a las aguas y desapareció. Tupâ – el dios supremo de los Guaraníes- compadecido, la transformó en Irupé; con su hermosa flor y cuyas hojas tienen la forma del disco lunar que mira hacia lo alto en procura de su amado.

Si bien se trata de narraciones de hechos naturales, sobrenaturales o una mezcla de ambos, las leyendas, además de su enorme riqueza cultural, poseen interesantes y precisas descripciones de los elementos en los que se basan.

Gabriela Elizburu
Irupés en el Río Paraná, Argentina. Créditos: Gabriela Elizburu

La maravilla a la que hace referencia esta leyenda es la planta acuática Victoria cruziana, conocida comúnmente por el nombre guaraní de “Irupé” o los nombres españoles “Plato sobre el Agua” o “Lo chato que trae el agua” provenientes del significado de las voces guaraníes Y (agua) y (chato).

Originaria de Sudamérica, se trata de una planta acuática que habita aguas calmas de las cuencas de los ríos Paraná y Paraguay, en Argentina, Paraguay y Bolivia. Es similar en apariencia a la planta acuática más grande del mundo: Victoria amazónica, la cual pertenece al mismo género que el Irupé. Curiosamente, ambas especies «V. cruziana y V. amazónica» son las únicas dos miembros de un género que fue nombrado así en honor la reina Victoria de Inglaterra (1819–1901).

De expediciones, nombres y algo más

Cientos de expediciones científicas surcaron “las Américas” y en ellas, avezados observadores devenidos en naturistas, zoólogos y botánicos, tomaron cuenta de la enorme biodiversidad presente. Uno de ellos fue el botanista y naturalista francés Amado Jacobo Goujand, conocido mundialmente por el pseudónimo científico de Bonpland.

Según la bibliografía consultada, Bonpland fue el primer naturalista moderno en ver viva esta especie en Corrientes (Argentina), en documentarlo (1818 y 1821) y además, en percatarse de que se trataba de una especie diferente a la V. amazónica; ya que durante mucho tiempo ambas especies fueron confundidas. Es más, en el año 1825, y como tarea habitual de los expedicionarios, envió de ejemplares y semillas de Irupé al Museo de Historia Natural de París. Sin embargo, a pesar de lo mencionado, no fue Bonpland quién le acuñó un nombre.

La denominación de la planta se debe a otro naturista y explorador francés, Alcide d’Orbigny, quién a pesar de verla por primera vez en Corrientes (Argentina) en el año 1827, publica acerca de ella recién en 1840. D’Orbigny nombra a la especie en honor a Andrés de Santa Cruz, Presidente de Perú y Bolivia por esas épocas y patrocinador de la expedición a Bolivia en la que fueron recolectados los primeros ejemplares de la planta. Debido a esto, es común encontrar a la especie como “Victoria cruziana A.D. Orb”.

Sus características le hacen honor a su nombre

Perteneciente a la familia de las ninfáceas, a la que también pertenecen los famosos nenúfares (plantas acuáticas con flor) adorados por los Egipcios y a los cuales solían llamar “lotos”, se trata de una planta acuática de enormes dimensiones.

Sus grandes hojas redondas pueden llegar a medir hasta 2 metros de diámetro y están dotadas de un reborde perpendicular de hasta 15 cm de alto. Este borde impide el ingreso del agua, lo que le permite sostener grandes pesos, haciéndole honor a su denominación de “plato”. Debido a estas singularidades, es común ver aves y pequeños mamíferos reposando sobre sus hojas.

La parte superior de las hojas es de un verde brillante, mientras la inferior, que está en contacto con el agua, es rojiza y está surcada por una red de nervaduras llenas de espinas. Las hojas están sostenidas por un largo peciolo (tronco) que las une a un rizoma o tallo sumergido que se ancla a la tierra.

Cara inferior de Victoria amazónica. Créditos: mandabhslater Flickr

¡Florece por las noches y produce calor!

De forma sorprendente, ambas especies del género Victoria – V. cruziana y V. amazónica – muestran una característica que es casi exclusiva de los animales conocidos como de “sangre caliente”: producen calor. Si si! Leíste bien. Más precisamente, son conocidas como plantas termogénicas y existen pocas especies vegetales con esta particularidad.

La termogénesis, en general, está relacionada con el mecanismo de polinización y tiene como fin realzar el aroma de la flor para atraer a los polinizadores.

La flor del Irupé, que posee una fragancia similar al ananá o piña, florece por las noches y por solo dos días. Se trata de una flor grande y de pétalos blancos en el día de su aparición, que poco a poco van tornándose rojizos. Esta flor es hermafrodita secuencial: es primero femenina y luego masculina.

Durante la primera noche, una reacción termoquímica eleva la temperatura de la flor más allá de la temperatura ambiente para colaborar con la difusión del aroma. Esto atrae a insectos coleópteros, conocidos vulgarmente como escarabajos, que quedan atrapados cuando la flor se cierra cerca del amanecer. Durante esta primera noche la flor posee sólo el aparato reproductor femenino, listo para recibir el polen transportado por los insectos.

Durante el segundo día desarrolla estambres (órganos florales masculinos), que recubren de polen a los insectos atrapados. Estos insectos son liberados al atardecer de la segunda noche y fecundarán otra flor de este modo.

Al amanecer del tercer día, la flor se cerrará y sumergirá. El fruto, que madura debajo del agua, es carnoso y cubierto de espinas. Contiene numerosas semillas que flotan en la superficie del agua un cierto período de tiempo, facilitando su diseminación y finalmente se sumergen en el fondo esperando ocasión propicia para germinar y multiplicarse . Debido a que las semillas pueden comerse tostadas, recibe el nombre de ‘maíz del agua’.

Distribuida hoy en muchísimos jardines botánicos del mundo, te dejamos un video capturado en uno de ellos donde podrás apreciar el maravilloso proceso de floración que te contamos.

Bibliografía consultada:

Cita este artículo de la siguiente forma:

Acerca Ciencia (12 julio, 2024) Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches. Retrieved from https://www.acercaciencia.com/2013/12/03/un-enorme-plato-verde-que-florece-por-las-noches/.
"Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches." Acerca Ciencia - 12 julio, 2024, https://www.acercaciencia.com/2013/12/03/un-enorme-plato-verde-que-florece-por-las-noches/
Acerca Ciencia 3 diciembre, 2013 Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches., viewed 12 julio, 2024,<https://www.acercaciencia.com/2013/12/03/un-enorme-plato-verde-que-florece-por-las-noches/>
Acerca Ciencia - Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches. [Internet]. [Accessed 12 julio, 2024]. Available from: https://www.acercaciencia.com/2013/12/03/un-enorme-plato-verde-que-florece-por-las-noches/
"Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches." Acerca Ciencia - Accessed 12 julio, 2024. https://www.acercaciencia.com/2013/12/03/un-enorme-plato-verde-que-florece-por-las-noches/
"Un enorme ‘plato verde’ que florece por las noches." Acerca Ciencia [Online]. Available: https://www.acercaciencia.com/2013/12/03/un-enorme-plato-verde-que-florece-por-las-noches/. [Accessed: 12 julio, 2024]
4 Comentarios
  1. Alejandro dice

    Hola soy Alejandro y soy de México, me germinó una semilla de V. Amazónica, ¿con una sola planta puedo polinizar para poder reproducirla?

    1. AcercaCiencia dice

      Hola Alejandro,
      Gracias por tu pregunta. No somos expertos en botánica, pero lo que te podemos decir es que se trata de una planta hermafrodita, cuyas flores son funcionalmente femeninas la primera noche y luego masculinas. Esta estrategia le permite a la planta asegurarse la polinización cruzada. Esperamos haberte ayudado. Saludos

  2. mabel dice

    Hola yo consegui en la cuenca del rio parana plantas de irupe quisiera que me indiques como cuidarlas y reproducirlas soy de la provincia de cordoba desde ya muchisimas gracias Atte: Mabel
    Pd: espero respuestas

    1. AcercaCiencia dice

      Hola Mabel, gracias por escribir.
      No somos expertos en este tema pero sabemos que Victoria cruziana es considerada como una planta anual en la mayoría de los climas y crece solamente de la semilla (ni los tubérculos ni los rizomas perpetúan de estación a estación). En la bibliografía consultada del artículo tienes este link que quizás puede servirte: http://www.victoria-adventure.org/victoria/victoria_cultivation1.html
      ¡Gracias y un saludo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias y de terceros (tipo analytics) que permiten elaborar información estadística y conocer tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración, desactivarlas u obtener más información siguiendo este enlace: Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies