Estamos ‘al horno’

El 2018 fue el cuarto año más cálido registrado desde 1880, según análisis independientes de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA). ¿Estamos al horno?*

Los científicos de la NASA anunciaron hace unos días que la temperatura promedio de la superficie de la Tierra en 2018 fue la más alta en casi 140 años de registros. Desde la década de 1880, la temperatura media global de la superficie ha aumentado aproximadamente 1° C. ¿Estamos al horno?*

Los datos

Las temperaturas globales en 2018 fueron 0,83° C más altas que la media de 1951 a 1980, según científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA. A nivel mundial, los últimos cinco años son los años más cálidos en el registro moderno. Así se muestra en la gráfica interactiva de la página web de la NASA.

La gráfica muestra las temperatura anuales registradas desde 1880 hasta 2018 por la NASA (rojo), NOAA (verde), la Agencia Meteorológica de Japón (violeta), el grupo de investigación de Berkeley Earth (negro) y el Met Office Hadley Center de Reino Unido(azul). Créditos: Observatorio de la Tierra de la NASA.

Aunque hay variaciones menores de un año a otro, los cinco registros de temperatura muestran picos y valles sincronizados entre sí. Lo más preocupante es que todos muestran un calentamiento rápido, sobre todo en la última década que ha sido la más cálida.

Causas y consecuencias

Según Schmidt, el director de GISS de la NASA, este calentamiento ha sido impulsado en gran parte por el aumento de las emisiones a la atmósfera de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero causados por actividades humanas.

Las tendencias de este calentamiento son más evidentes en la región ártica donde, en 2018, se observó la pérdida continua de hielo marino. Además, la pérdida de masa de las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida siguió contribuyendo al aumento del nivel del mar, comenta Schmidt.

Por otra parte, el aumento de las temperaturas también puede contribuir a que se den temporadas de incendios prolongadas y algunos otros fenómenos meteorológicos extremos. Estas consecuencias ya las estamos viendo todos los días.

Incendios forestales prolongados, inundaciones, deshielo y sequías.

Los análisis de temperatura que publica la NASA incorporan mediciones de temperatura de la superficie de 6300 estaciones meteorológicas. Son mediciones de las temperaturas de la superficie del mar realizadas en barcos, boyas y en estaciones de investigación antárticas. Es increíble que existan personas con poder de decisión sobre las políticas ambientales que no “crean” lo que está ocurriendo. ¿Qué otros datos necesitan?

Estos datos son demoledores y demuestran una tendencia de calentamiento del planeta que es inconfundible. ¿Qué estamos esperando para revertirlo (si es que se puede)? O no, mejor no, mejor destinemos recursos para colonizar otros planetas… : (

Fuentes consultadas

GISS NASA 

* ‘Estar al horno’ es una expresión que se usa en Argentina (y en Uruguay imagino que también) que significa encontrarse en una situación muy comprometida o complicada.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias y de terceros (tipo analytics) que permiten elaborar información estadística y conocer tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración, desactivarlas u obtener más información siguiendo este enlace: Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies