Blatología: cucarachas imitadoras, estrategias de defensa y diversidad

Existen aproximadamente 4500 especies de cucarachas que presentan una gran diversidad de tamaños, comportamiento, coloración y ocupan muchos hábitats. La mayoría pasan inadvertidas… Aquí algunas historias.

Dulcinea y su sobrina Victoria comenzaban un largo día de recorrido por la selva filipina. De repente, Victoria se detiene asombrada y exclama:
– ¡Oh, qué linda! ¡Una vaquita de San Antonio!
– Eh…pero, no es una vaquita de San Antonio, es una cucaracha.- Dijo Dulcinea luego de observar al insecto que caminaba sobre una hoja.
– ¡¿Qué?! No puedo creer que sea una cucaracha, pensaba que todas eran iguales a las que veo en la ciudad…
Entonces, Dulcinea comenzó a contarle acerca del insecto que estaban viendo. Se trataba de la cucaracha naranja Prosoplecta semperi.
Cucaracha naranja (Prosoplecta semperi). Créditos ilustración: María González.

Cucarachas imitadoras

Es común que en algunas partes de Iberoamérica llamen vaquitas de San Antonio (o mariquitas) a escarabajos que presentan un color llamativo con puntos negros o color negro con puntos rojos y blancos. La cucaracha Prosoplecta semperi mimetiza (imita) a un escarabajo naranja con pintitas negras, engañando a los predadores ya que lo encuentran desagradable. En este caso, el tipo de mimetismo, en el que la especie que copia no es peligrosa y sí lo es su modelo a copiar, se denomina batesiano, en contraposición al mülleriano donde las dos (o más) especies implicadas son peligrosas.

El verdadero mimetismo es un fenómeno muy raro en cucarachas, utilizando como modelo favorito al escarabajo. A simple vista, podemos tener en cuenta que hay una característica muy notoria si queremos diferenciar cucarachas de escarabajos: las antenas. Las cucarachas presentan antenas finas y de longitud tanto o más largas que su cuerpo. Mientras que los escarabajos en su mayoría tienen antenas pequeñas y, en el caso de ser más largas que el cuerpo, suelen ser muy vistosas.

Izquierda, cucaracha naranja: Prosoplecta semperi. Derecha, escarabajo naranja: Harmonia dunlopi. Créditos foto: Maruyama.

Otras estrategias de defensa

Además del mimetismo, existen otras estrategias de defensa en las cucarachas. Por ejemplo, para defenderse del ataque de hormigas, las cucarachas del género Perisphaerus se enrollan sobre sí mismas. Algo similar a como lo hacen los “bichos bolita” o “cochinillas de la humedad” (una aclaración oportuna es que los “bichos bolita” no son insectos como se podría pensar, sino que son crustáceos).

Otra estrategia, es la variación del color entre etapas del desarrollo de una cucaracha, que puede estar asociado a la necesidad de camuflarse con el entorno. Por ejemplo, las cucarachas adultas de la especie Panchlora nivea son de color verde, mientras que las etapas ninfales son de color marrón. También pueden presentar, como lo hacen las cucarachas del género Polyzosteria, una coloración muy llamativa en señal de advertencia ante el depredador (color aposemático).

De izquierda a derecha: Polyzosteria mitchelli; Perisphaerus glomeriformis; Panchlora nivea. Fuente: Cockroach Species File.

Diversidad de cucarachas

Existen en el planeta aproximadamente 4500 especies de cucarachas, presentan una gran diversidad de tamaños, comportamientos y coloraciones, además de ocupar variados hábitats. Si bien la mayoría se encuentran en los trópicos, también habitan desiertos, cuevas y montañas.

La mayoría de las cucarachas pasan inadvertidas ya que no se asocian al humano y, lamentablemente, su mala popularidad es debida al conocimiento de las pocas especies consideradas plagas domiciliarias. Una que conforma esta lista es Periplaneta americana, siendo menos del 1% del total de especies de blatodeos.

Ese día en la selva, Dulcinea y Victoria pudieron identificar muchas especies de cucarachas y descubrir así la maravillosa diversidad de este grupo de seres vivos.
“Retrato de una cucaracha” Periplaneta americana. Créditos ilustración: María González.
La palabra Blatología está formada por dos términos, uno de ellos, blatta, derivado del latín, que significa “cucaracha” y el otro del griego, logos, que significa conocimiento. Por ello, hace referencia a la rama de la zoología que se dedica al estudio de las cucarachas.

Bibliografía consultada:

-Beccaloni, G. W. 2014. Cockroach Species File Online. Version 5.0/5.0. World Wide Web electronic publication.
-Bell, William J., Roth, Louis M., and Nalepa, Christine A. 2007. Cockroaches: Ecology, Behavior, and Natural History. The Johns Hopkins University Press. 248 pp. ISBN-0-8018-8616-3.
-Munetoshi, Maruyama. 2014. Los insectos son increíbles. Editorial Kobunsha, Tokio.
-Schmied, Lambertz & Geissler. 2012. New case of true mimicry in cockroaches (Blattodea). The Entomological Society of Japan. Entomological Science. DOI: 10.1111/j.1479-8298.2012.00529.

Créditos foto de portada:  cockroach.speciesfile.org

4 Comentarios
  1. Stephanie Tarris dice

    Maria que lindo artículo! Felicitaciones! Saludos

  2. Maria González Ch dice

    Muchas gracias Stephy!!! Abrazo

  3. Laura Márquez dice

    Excelente artículo!! Me hizo querer saber un poco más de cada una de las 4500 especies que existen (y quererlas un poco más). Saludos!!

  4. Maria González Ch dice

    Muchas Gracias Lau!!! Abrazoo!!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias y de terceros (tipo analytics) que permiten elaborar información estadística y conocer tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración, desactivarlas u obtener más información siguiendo este enlace: Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies