La guerra de la zanahoria

¿Por qué la Zanahoria es de color anaranjado?

Tiempo de lectura:3minutos

Este post no tiene nada que ver con la pelea de la fábula “La liebre y la tortuga”, sino que les contaré una historia relacionada con la guerra de los 80 años. Si no me conocen, soy un apasionado por las plantas, por eso les voy a contar la historia de porqué la zanahoria es de color anaranjado.

Desde un punto de vista científico, la explicación es muy simple: la parte anaranjada de la zanahoria es ni más ni menos que la raíz de la planta, la cual tiene un engrosamiento extraordinario. Particularmente, esta raíz ensanchada tiene, dentro de sus células, unas organelas llamadas cromoplastos, que acumulan altos niveles de β-caroteno, el precursor de la vitamina A de color anaranjado. Sin embargo, hay una razón más por la cual la zanahoria más popular no es blanca ni violeta, sino anaranjada, pero para ello voy a tener que irme un poco para atrás en la historia…

La zanahoria, llamada científicamente Daucus carota, pertenece a la misma familia que el comino (Cuminum cyminum), el perejil (Petroselinum crispum), el hinojo (Foeniculum vulgare) y el eneldo (Anethum graveolens). Estas cuatro especies parientes de la zanahoria son conocidas por ser condimentos o saborizantes de las comidas. Se especula que la domesticación de la zanahoria silvestre comenzó 5000 años atrás, en una región cercana a Afganistán, en Asia del Sur. Al igual que sus parientes, el objetivo de su cultivo eran sus semillas y hojas, que poseían un característico sabor y aroma, ideal para condimentar las comidas o como hierba medicinal. Sin embargo, la utilidad de su raíz era totalmente ignorada.

carrots_of_many_colors-wikimediacommons
Diferentes variedades de zanahorias, donde se observa los distintos pigmentos que pueden acumular sus raíces. Fuente: WikimediaCommons.

Se cree que, aproximadamente 3000 años después se empezó a utilizar la raíz como alimento, la domesticación (o selección artificial) permitió que se cultiven exclusivamente las plantas con raíces cada vez más gruesas. Estas zanahorias no eran todas anaranjadas, sino que también se cultivaban plantas con raíces blancas, amarillas, rojas o incluso violeta. Se estima que la utilización de la raíz de la zanahoria como alimento se produjo en el año 900, cerca de Afganistán y se popularizó luego a otras regiones, llegando hasta Europa.

Si uno observa las pinturas del holandés Pieter Aertsen, en particular la titulada “El vendedor de hortalizas” de 1567, puede ver zanahorias blancas, anaranjadas y violetas que se vendían hace casi 500 años. Se puede tomar esta y otras pinturas del autor como un documento histórico, que demuestra que, hasta esos años, en los mercados se comercializaban por igual todas las variedades de zanahorias. Pero, ¿por qué mundialmente las más comercializadas actualmente son las de color naranja?

pieter-aertsen-cell-press
“El vendedor de hortalizas”, de Pieter Aertsen, de 1567. Se pueden observar zanahorias blancas, naranja y violetas. Fuente: Trends in Plant Science, CellPress.

Entre 1568 y 1648 ocurrió una guerra entre las diecisiete provincias de los Países Bajos contra España, quien era su soberano. Como resultado, las provincias se independizaron y se creó el país actualmente conocido como Países Bajos. Curiosamente Guillermo I, de la Casa Orange – Nassau fue el primer caudillo en revelarse y dirigir esa guerra. Su bandera era color naranja, y ese era el color que representaba a sus tropas que lograron la independencia de su país.

En homenaje a Guillermo de Orange-Nassau, los campesinos empezaron a sembrar exclusivamente las zanahorias anaranjadas. Y, al ser este nuevo país el mayor productor de zanahorias a nivel mundial, las de color naranja se hicieron más conocidas.

Por lo tanto, la evolución de la zanahoria dependió mucho del hombre, quien hizo una selección artificial desde aquella planta ancestral que sólo se utilizaba para condimentar, hasta popularizar las zanahorias que tenían raíces más anchas y anaranjadas, las que hoy en día consumimos en las ensaladas.

Bibliografía consultada:

• Vergauwen D, De Smet I. (2016) Down the Rabbit Hole-Carrots, Genetics and Art. Trends Plant Sci. (11):895-898.
• Iorizzo M, Senalik DA, Ellison SL, Grzebelus D, Cavagnaro PF, Allender C, Brunet J, Spooner DM, Van Deynze A, Simon PW. (2013). Genetic structure and domestication of carrot (Daucus carota subsp. sativus) (Apiaceae). Am J Bot.;100(5):930-8

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias y de terceros (tipo analytics) que permiten elaborar información estadística y conocer tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración, desactivarlas u obtener más información siguiendo este enlace: Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies