¡Cuanta vida en el agua de tu florero!

Mucha gente aprecia mantener ramos de flores en su casa, oficina o donde desee poner un poco de color y aroma al ambiente, colocándolos en recipientes cuyo tamaño y forma pueden variar significativamente, pero que solemos llamar genéricamente como “floreros”. A pesar de su variabilidad, en la mayoría de los casos su principal contenido es siempre el mismo: flores y un poco de agua del grifo o canilla.  Sin embargo, con el correr de los días, las flores comienzan a marchitarse, pero… así como la vida de las flores se va terminando poco a poco, mucha vida irá “floreciendo” dentro del mismo recipiente.

El agua del florero es ahora un lugar maravilloso para el desarrollo de pequeños organismos que quizás nunca llegues a ver a simple vista, pero que probablemente, y de forma indirecta, puedas apreciar su presencia. Se trata de microorganismos, es decir, organismos tan pequeños que solo pueden observarse utilizando un microscopio.

¿Por qué podrías apreciarlos de manera indirecta?

Pues porque podrás ir observando evidencias de ellos, ya sea viendo como el agua se vuelve más turbia cada día o pudiendo detectar un aroma desagradable que sale del recipiente producto de la actividad de estos pequeños seres vivos.

Estos microorganismos, que ahora abundan en el agua del florero,  suelen ser generalmente de dos tipos:

Microorganismos protistas

Figura 1. Distintos tipos de microorganismos protistas similares a plantas.

-Protistas, denominados así ya que no son ni plantas, ni hongos, ni animales.

-Bacterias, que podemos encontrar en gran número y de tipos muy diversos. Éstas últimas, aunque también son microscópicas como los protistas, poseen una diferencia fundamental con los protistas, carecen de un “núcleo” propiamente dicho, es decir, de un sitio delimitado donde se encuentre alojado el material genético o ADN.

Los protistas y las bacterias

Si bien tanto los protistas como las bacterias son microorganismos, en general, las bacterias suelen tener un tamaño mucho menor que los primeros (Pincha aquí para que te des una idea de los tamaños). A su vez, ambos tipos son en su mayoría unicelulares, es decir, que están formados por una sola célula, la cual les permite desarrollar todas sus funciones.

Figura 2. Protista del tipo ciliado Chilodonella cucullulus. Fotografía tomada de Proyecto Agua.

Los protistas suelen constituir uno de los grupos más diversos del mundo vivo y aunque todas sus funciones suelan llevarlas adelante dentro de un mismo compartimiento (la propia célula), constituyen organismos sumamente complejos, con miles de formas y adaptaciones.

De acuerdo a la forma en que obtienen su energía, pueden parecerse a las plantas, a los animales o a los hongos, pero no son ninguno de ellos (Figura 1). Son mayormente acuáticos, y pueden encontrarse tanto en el agua de un florero, en un río, lago, charca (reservorios de agua dulce), como en el mar (agua salada). (Figura 2). Por otra parte, son fuente de alimento para muchísimos otros organismos, formando así, junto con algunos tipos de bacterias, la base de las cadenas alimenticias tanto marinas como de agua dulce.

Las bacterias por su parte, no se quedan atrás. También son organismos unicelulares, aunque mucho menos complejos que los protistas. Sin embargo, su diversidad y modos de vida pueden sorprender a cualquier curioso de la biología. Pueden vivir en todo tipo de ambientes, no solo acuáticos, y tolerar desde temperaturas extremas hasta sustancias consideradas altamente tóxicas para el resto de los seres vivos.

En el siguiente video podrás apreciar distintos tipos de estos microorganismos al observar una muestra de agua estancada (similar a la del florero) al microscopio. Como verás,  sus formas y modos de vida, podrían bien ser inspiradores de un mundo de ciencia ficción.

 

Euplotes sp., Stentor sp. y Stylonychia sp. son microorganismos protistasCyclops sp. es otro de los tipos de microorganismos que viven en aguas estancas pero pertenece al reino animal, es un invertebrado.

Pero…¿de dónde viene tanta vida?

Como es bien sabido, la Teoría de la Generación Espontánea propuesta por Aristóteles donde se establecía que podía surgir vida compleja de manera espontánea, fue refutada hace ya mucho tiempo. Por ende, no queda otra opción que pensar que estos pequeños seres provienen de otros preexistentes. ¿Pero dónde estaban estos seres que gestaron toda la comunidad que ahora habita el florero? Probablemente provengan de múltiples lugares. Por un lado, el florero donde se colocaron las flores pudo no estar bien lavado y contener en sus paredes bacterias. Los protistas,  por su parte, pudieron provenir con el agua corriente, o con las flores, en sus tallos y demás.

Todo comenzó allá por el año 1670, cuando Anton van Leeuwenhoek, un comerciante holandés y científico aficionado, observó y describió por primera vez a “los animálculos microscópicos” como él los supo denominar en aquella época. Mientras desarrollaba su trabajo como vendedor de telas, construyó para la observación de la calidad las mismas lupas de mejor calidad que las que se podían conseguir en ese momento. Sus instrumentos eran en realidad microscopios simples, pero sus lentes eran tan nítidas y estaban pulidas con tanta habilidad, que su poder de resolución superaba con mucho el de los microscopios compuestos utilizados por sus contemporáneos. Esto le permitió observar un mundo desconocido anteriormente. No pudiendo salir de su asombro luego de sus observaciones, en una de sus tantas cartas a la Royal Society escribió: “En agua de lluvia que había permanecido durante varios días en un jarro vidriado, descubrí criaturas vivientes (…)”.

Ahora, al ver tu florero turbio o percibir un olor desagradable proviniendo del mismo sabrás de quién es la culpa… no es solo tuya por haberte olvidado de renovar el agua, sino también… de la propia naturaleza por abrirse camino al desarrollo de la vida, allá por donde quiera que exista un poco de agua y nutrientes.

Por último, te dejamos el link de una maravillosa iniciativa denominada Proyecto Agua. Nació en un laboratorio de Ciencias Naturales de La Rioja (España) como un sitio con algunas imágenes y ahora posee miles de imágenes y videos asombrosos sobre vida acuática microscópica de diferentes sitios del mundo. No te lo pierdas!.

No dejes de investigar qué otros tipos de microorganismos se pueden encontrar en el agua del florero. Te sorprenderás!

.

Bibliografía consultada:

-Biología, 7ma ed (2005). Neil A. Campbell, Jane B. Reece l.
-Biología “La vida en la tierra”, 6ta ed .(2003) T. Audesirk, G. Audesirk & B. Byers.

Si te ha gustado el artículo, te pedimos que nos ayudes a difundirlo. Compartir el conocimiento, hace al cambio. Puedes hacerlo mediante la botonera que está debajo. Gracias!

8 Comentarios

  • Responder
    keith
    21 agosto, 2013

    gracias m ayudo mucho

  • Responder
    elias
    23 agosto, 2013

    Impresionante muy buena info excelente, me sirve mucho para un trabajo de biología!

  • Responder
    Brunella
    2 marzo, 2017

    Yo tengo un florero, que tiene una planta de tallo largo y hojas verdes (no sé cuál es el nombre de esta) ,que está rellenado de agua y gemas (piedras preciosas), la planta está viva y en buen estado pero he logrado observar que aparecieron diminutos gusanos (o se ven así ya que son alargados pero de tamaño muy pequeño, menos de un cm pero que si se pueden ver sin microscopio) Alguien sabe que son o han visto lo mismo? Gracias

    • Responder
      3 marzo, 2017

      Hola Brunella, gracias por escribirnos. No estamos seguros del tipo de gusano que podría ser ¿Tienes alguna imagen para compartir con nosotros? Puedes enviarla a nuestro correo electrónico, si lo deseas. Mientras tanto investigaremos al respecto. Te contamos en cuanto tengamos más información! Saludos.

  • Responder
    Tiaren
    23 abril, 2017

    tengo una pregunta, ¿Qué microorganismos patógenos de humanos pueden estar presentes en aguas estancadas?

    • Responder
      23 abril, 2017

      Hola Tiaren,
      Gracias por escribirnos. Hemos respondido a tu consulta mediante un correo electrónico.
      Saludos!

Deja un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR