Los enigmas del envejecimiento

A pesar de que el envejecimiento es inevitable, en general, los seres humanos de todas las épocas se han preocupado por prolongar su vida con la intención de luchar contra la muerte y alcanzar la eterna juventud.

Tiempo de lectura: 7 minutos

A pesar de que el envejecimiento es inevitable, en general, los seres humanos de todas las épocas se han preocupado por prolongar su vida con la intención de luchar contra la muerte y alcanzar la eterna juventud.

Oscar Wilde, por ejemplo, en su novela clásica “El retrato de Dorian Gray” (The Picture of Dorian Gray en inglés), nos muestra el deseo exacerbado del protagonista (Dorian) por mantener a toda costa su juventud eterna. Más recientemente, la famosa película “El curioso caso de Benjamín Button” también toca este tema tan intrigante y aparentemente doloroso para nosotros los humanos. Dramatiza la historia de un hombre que nace con el cuerpo de una persona de 80 años y va rejuveneciendo a medida que pasa el tiempo.

Fuera de la ficción de novelas y películas, durante siglos las personas han tratado de retardar o evitar el envejecimiento, llevando adelante, en algunos casos, actos que hoy nos parecen inimaginables. Y si bien existen “paraísos terrenales” donde a las personas parece no preocuparles la vejez, estas suelen ser excepciones.

Algunos datos resultan ser por momentos controversiales ya que no está claro que el “medicamento anti-vejez” sea llevar una vida sana. En Vilcabamba (Ecuador), por ejemplo, si bien la gente llega a los 110 – 120 años en muy buen estado de salud, no se cuidan demasiado en las comidas, y además, consumen alcohol y tabaco. Contrariamente a esto, en el archipiélago de Okinawa (Japón), uno de los lugares con mayor esperanza de vida -reúne la mayor cantidad de personas mayores de 100 años-, la explicación parece radicar en una sabia mezcla de vida activa y comida sana.

Una gran cantidad de investigaciones científicas relacionadas al “anti-envejecimiento” están siendo conducidas en distintos lugares del mundo. Y, aunque no se está cerca de encontrar la “fuente de la juventud”, hoy los seres humanos viven más tiempo que nunca antes en la historia.

Motivados, y basados en parte, en una edición especial publicada recientemente por la prestigiosa revista Nature, hemos creado un “pantallazo” sobre el proceso del envejecimiento desde múltiples perspectivas. Daremos un panorama breve y diverso, sobre lo que se sabe hasta el momento, así como también mencionaremos los interrogantes que quedan aún por contestar.

Los supercentenarios

Lograr el hito biológico de cumplir 100 años suele ser de dominio exclusivo de unos pocos afortunados, que a menudo llegan a esta edad en muy buen estado de salud. Es por ello que el estudio de estos centenarios podría revelar los secretos del envejecimiento saludable.

Los datos sugieren que las personas que llegan a edades tan avanzadas tienen una “ayuda biológica”, es decir, que es su propia constitución genética la que los hace longevos. Estas personas, cuya vida es considerablemente más larga que la media, la cual varía mucho dependiendo del lugar del mundo -pero que ronda los 70 años de edad (OMS)-, tienden a mantenerse saludables por más tiempo, con aparición tardía de enfermedades asociadas con la edad. A su vez, estas enfermedades no se manifiestan hasta más o menos el último 5% del tiempo de sus vidas. Por ende, la exploración de la longevidad extrema podría ayudar a la comunidad científica a comprender también los fundamentos de muchas enfermedades comunes y descubrir nuevas herramientas con las que luchar contra ellas.

Según los estudios, si bien hay fuerte evidencia de que un estilo de vida saludable y el medio ambiente son los principales factores determinantes de si la gente va a llegar a su séptima década, después de eso, se debería preponderantemente a sus genes. Además, un estilo de vida saludable puede que no sea obligatorio para todo el mundo. Muchos especialistas del envejecimiento creen ahora que las personas muy ancianas poseen variantes genéticas que los protegen contra las vicisitudes de envejecimiento a lo largo de toda la vida. Sólo que más allá de una cierta edad, cuando la salud de las personas menos afortunadas comienza a disminuir, estas variantes se hacen evidentes.

Envejecimiento saludable

abuelos2 e

Desde un punto de vista sociológico, el concepto de “envejecimiento saludable” es considerado un concepto “resbaladizo» y es diferente para cada individuo. En las personas mayores existen diversos factores estresantes asociados a su edad entre los que se destacan el deterioro físico y la pérdida de amigos y familiares, los cuales impactan negativamente a nivel psicológico y social. Se ha visto que las personas que envejecen “mejor” tienen conductas relacionadas a una vida sana, a actividades altruistas, de servicio y ayuda para con los demás, y sobre todo, una actitud positiva frente al día a día.

Una mirada genética y molecular

Los esfuerzos científicos para prolongar la vida de las personas están avanzando en varios frentes, no solo buscando evitarlo, sino también buscando las causas o explicaciones del envejecimiento.

Por un lado, se habla de los telómeros.  Se trata de secuencias repetitivas situadas en los extremos de los cromosomas que protegen los bordes de los mismos y los mantienen estables (Figura 1). Aunque se descubrieron allá por la década del 30´, la comprensión acerca de su rol en los procesos celulares es mucho más reciente.

Pero… ¿Qué pasa con ellos?

Si bien le dan estabilidad a los cromosomas, a medida que las células del organismo se van dividiendo, los telómeros se van acortando luego de cada división, hasta llegar a un punto en que son tan cortos que los cromosomas ya no son estables. Es así que la célula no puede seguir participando de las divisiones celulares y muere. Este fenómeno explica en parte por qué las células no duran toda la vida del organismo: sus telómeros se acortan. Existe una enzima (especie de catalizador biológico), la telomerasa, que es capaz de alargar los telómeros cumpliendo un importante rol en procesos como el cáncer, ya que permite a las células dividirse continuamente y volverse “inmortales”. Actualmente existe un interés especial en el estudio del rol de la telomerasa en los procesos de envejecimiento.

Por otro lado, se han encontrado algunos genes particulares relacionados al proceso. En un estudio publicado recientemente en la revista Plos Genetics, se han identificado un grupo de genes del ‘envejecimiento’ que se “encienden” o se “apagan” por mecanismos epigenéticos, los cuales influyen en la tasa de envejecimiento saludable y la longevidad potencial. Los genes clave que se apagan con el envejecimiento podrían ser destacados como posibles blancos para terapias anti-envejecimiento.

Dieta, alimentación y bacterias

Como mencionamos anteriormente, se ha observado que la dieta tiene relación con el envejecimiento, sin embargo, se requieren aún muchos más estudios para hacer afirmaciones concluyentes. Investigaciones recientes han demostrado que la alimentación influye sobre el microbioma, es decir, el conjunto de microbios intestinales.  Por múltiples causas, las personas de avanzada edad comen una gama cada vez más estrecha de alimentos, pero… ¿puede esto en sí mismo afectar negativamente a la salud? Se ha demostrado que en los ancianos la dieta modifica el microbioma y las investigaciones actuales apuntan a conocer cómo estos microbios afectan, a su vez, a la salud.

Células madre

Otras líneas de investigación se centran en el aprovechamiento de los poderes regenerativos de células madre. Las células madre son las células que son capaces de “dar vida”. Reabastecen al cuerpo con células nuevas cuando las viejas se desgastan debido a daños en el ADN, acumulación de proteínas mal formadas o debido al acortamiento de los telómeros.

No es de extrañar que el aprovechamiento de células madre se vea como una posible manera de remediar fallos en órganos y tejidos, y tal vez reducir el declive físico general característico de la vejez. Con un suministro de células madre activas, músculos viejos podrían hacerse más fuertes, recobrar fortaleza en los huesos debilitados, tratar condiciones de la vejez como la demencia y las enfermedades cardíacas, entre otras cuestiones. Sin embargo, no todo es tan simple. Hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de células madre con diversos grados de potencialidad para diferenciarse en otros tipos celulares. Las investigaciones han demostrado que el envejecimiento afecta a diversos tipos de células madre de diferentes maneras, por lo que la historia se vuelve aún mucho más compleja.

Por otra parte, las células madre no están aisladas; su comportamiento está fuertemente influenciado por su entorno, y se ha hecho evidente que el envejecimiento de las células madre es tanto un producto de su entorno como de cuestiones intrínsecas. Estas células están en determinados lugares del organismo (nichos) en forma latente, “esperando” una señal para diferenciarse. En las personas mayores esa señal no llegaría, debido principalmente a modificaciones en los entornos o nichos.

Old book by Dora Pete - SXC

Si bien todas las miradas resultan interesantes y queda mucho por delante, es importante resaltar cuánto se ha avanzado. Vale la pena recordar que estamos ya muy lejos de una idea precursora sobre el envejecimiento, planteada allá por el año 1600 por el científico Francis Bacon en su tratado de medicina “Historia de la vida y la muerte”. En el tratado estipulaba que “la vida humana se prolongaría en el momento en el que la higiene y otras condiciones sociales y médicas mejorasen”; obstáculo en gran parte superado.

Quizás como reflexión podemos pensar que la vejez es una etapa más de toda una vida. Si uno vive bien, pues envejecerá bien. Es parte del ciclo.

Bibliografía Consultada:

Cita este artículo de la siguiente forma:

Acerca Ciencia (11 julio, 2024) Los enigmas del envejecimiento. Retrieved from https://www.acercaciencia.com/2013/01/17/los-enigmas-del-envejecimiento/.
"Los enigmas del envejecimiento." Acerca Ciencia - 11 julio, 2024, https://www.acercaciencia.com/2013/01/17/los-enigmas-del-envejecimiento/
Acerca Ciencia 17 enero, 2013 Los enigmas del envejecimiento., viewed 11 julio, 2024,<https://www.acercaciencia.com/2013/01/17/los-enigmas-del-envejecimiento/>
Acerca Ciencia - Los enigmas del envejecimiento. [Internet]. [Accessed 11 julio, 2024]. Available from: https://www.acercaciencia.com/2013/01/17/los-enigmas-del-envejecimiento/
"Los enigmas del envejecimiento." Acerca Ciencia - Accessed 11 julio, 2024. https://www.acercaciencia.com/2013/01/17/los-enigmas-del-envejecimiento/
"Los enigmas del envejecimiento." Acerca Ciencia [Online]. Available: https://www.acercaciencia.com/2013/01/17/los-enigmas-del-envejecimiento/. [Accessed: 11 julio, 2024]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

  Acepto la política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web usa cookies propias y de terceros (tipo analytics) que permiten elaborar información estadística y conocer tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar su configuración, desactivarlas u obtener más información siguiendo este enlace: Más información y Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies